Las consecuencias de ingerir medicamentos para disfunción eréctil sin supervisión

Las consecuencias de ingerir medicamentos para disfunción eréctil sin supervisión

La disfunción eréctil es una de las patologías sexuales que más preocupa a los hombres sobre todo los que mantienen vida sexual activa. En muchas ocasiones la disfunción eréctil es un síntoma que indica la presencia de otras patologías.

Esta disfunción puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente en adultos jóvenes a partir de los 40 años.

Son muchos los hombres que recurren a la ingesta de medicamentos para disfunción eréctil con el fin de contrarrestar sus efectos sin haber sido diagnosticado por un especialista en trastornos sexuales.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil consiste  en la incapacidad de mantener una erección durante el coito lo suficientemente firme para mantener una relación sexual placentera.

Causas de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil tiene múltiples causas entre las cuales se pueden mencionar:

Causas psicológicas: entre ellas podemos encontrar depresión, ansiedad,  insomnio, preocupaciones excesivas por problemas familiares, laborales y de esta manera se desvía la atención en el acto sexual lo que puede desencadenar en problemas en la relación de pareja.

Causas vasculares: Estas son muy frecuentes y se originan por déficit de riego sanguíneo a nivel del pene por lo que no puede mantener  la erección durante el acto sexual. Dentro de estas causas podemos encontrar la presencia de hipertensión arterial, enfermedades como la diabetes, niveles elevados de colesterol en sangre pueden ocasionar  trastornos vasculares.

Causas neurológicas: En este caso se pierde la conexión entre el cerebro y pene debido a una lesión nerviosa producida por enfermedades de origen neurológico como la esclerosis múltiple o por intervención quirúrgica a nivel de pelvis o columna vertebral.

Causas hormonales: Estas son producto de la falta o disminución de hormonas sexuales masculinas.

Causas farmacológicas: Se registran luego del uso de medicamentos para disfunción eréctil  prescritos para enfermedades cardíacas o problemas psiquiátricos poseen efectos  secundarios los cuales pueden intervenir en la disminución del deseo sexual o en la  capacidad de mantener una erección satisfactoria durante el acto sexual.

¿En qué momento se recurre al uso de medicamento de manera indiscriminada?

Los hombres una vez que presentan un episodio de disfunción eréctil recurren a la ingesta de productos químicos o farmacológicos obtenido entre sus amigos o conocidos con los que se sienten más en confianza que acudir con un médico especialista en disfunción sexual  arriesgándose a consumir un medicamento sin prescripción médica, control en cuanto a la dosis y duración del tratamiento. Lo cual puede repercutir de forma negativa en el organismo incluso causando daños severos a la salud dependiendo del uso de los medicamentos.

Muchos de los problemas que se pueden presentar por el uso indiscriminado de estos medicamentos para disfunción eréctil  son a nivel nervioso, cardíaco, dependencia psicológica al medicamento.

Son muchos los jóvenes que por problemas psicológicos bien sea por estrés, problemas familiares o de trabajo se ven afectados en algún momento por la disfunción eréctil y sin tener un diagnóstico preciso se auto medican  exponiéndose a riesgos físicos, sexuales y cardíacos.

En los jóvenes las principales causas de disfunción eréctil son producidas por el consumo elevado de alcohol, tabaco y drogas de forma indiscriminada trayendo como consecuencias trastornos a nivel del sistema nervioso y del sistema cardiovascular.

Una vez que se inician en las relaciones sexuales debido a su inexperiencia ante la primera relación sexual recurren al consumo de medicamentos para la ansiedad o aumentar el nivel de excitación, esto lo hacen pensando en que a través de la ingesta de este fármaco les ayudará a tener relaciones sexuales más prolongadas y de esa manera quedar bien ante la pareja.

En estos momentos pueden llegar a mezclar fármacos con drogas que pudieran resultar letales en algunos casos producto de una hipotensión severa que pudiera causar la muerte.

Los jóvenes no necesitan ningún medicamento para mantener una erección o aumentar el deseo sexual. Ellos los utilizan por moda solo por el hecho de mantener una erección prolongada y brindarle mayor satisfacción sexual a su pareja. En muchos casos son inducidos por amigos quienes refieren no desear fallar durante el acto sexual en muchos casos según ellos el tomar un medicamento les dan mayor seguridad.

El riesgo que corren los jóvenes cuando se inician en el consumo de estos medicamentos es que se pueden volver dependientes de los fármacos y pueden llegar a tener verdaderos problemas de erección una vez que desde el punto de vista psicológico se sientan desprotegidos del medicamento. Lo que puede llevar a cuadros depresivos y a la aparición de enfermedades psicológicas que no padecían.

Efectos adversos del uso de medicamentos para la disfunción eréctil

Los medicamentos utilizados en el tratamiento de la disfunción eréctil pueden producir:

Congestión nasal

  • Cefalea
  • Visión borrosa
  • Enrojecimiento del rostro
  • En algunos casos priapismo.

El priapismo es una erección sostenida que puede durar más de 4 horas es indefinida, la cual hace que el pene no pueda volver a su estado de flacidez que es el estado natural.

Esto es considerado una emergencia médica, si no se trata de forma rápida puede causar disfunciones muchos más graves que no pueden ser solucionadas con medicamentos.

Los medicamentos utilizados para la disfunción eréctil pueden resultar ineficaces y peligrosos en los casos donde los hombres consumen fármacos como:

Nitratos o anticoagulantes luego de tener problemas cardíacos, accidentes cerebrovasculares o problemas de presión arterial.

Los medicamentos para tratar la disfunción eréctil deben ser recomendados y supervisados por especialistas en disfunciones sexuales como son los urólogos y sexólogos pues son drogas que aumentan la liberación de sustancias relajantes y efecto vasodilatador que actúan a nivel sistémico produciendo efectos a nivel del pene y otros órganos los cuales pueden presentar algunas complicaciones o efectos secundarios.

El uso indiscriminado de estos medicamentos pone en riesgo la vida del paciente, lo ideal es asistir a consulta con los especialistas en disfunciones sexuales, solo ellos le recomendarán que técnicas o medicamentos necesita sin que su uso afecte su salud. Consulta con profesionales de la salud sexual masculina como Boston Medical Argetina.