Si deseas incrementar tu apetito sexual sigue estos 5 trucos. Sencillos y prácticos.

¿Encuentras tu líbido baja? Es normal, cada vez le ocurre a más personas y no tienes por qué preocuparte.

 Nuestro deseo sexual puede fluctuar sin que esto suponga padecer algún tipo de enfermedad.

 Quizás sea por la rutina, monotonía, estrés laboral o mil situaciones diferentes. Lo que está claro es que nuestras ganas no funcionan como si de un botón se tratase.

 Como sabemos que lo qué quieres es una solución, aquí van cinco trucos sencillos, prácticos y aplicables desde el momento en el que comiences a leer.

 Continúa junto a nosotros y descubre cinco tips con los que ayudarte a redescubrir tu sexualidad.

 

  • Incrementar Apetito Sexual – Comunicación 

 

Una comunicación abierta, sencilla y clara puede salvarnos de ratos llenos de tensión.

 Lo más seguro es que el hecho de tu inapetencia no tenga nada que ver con la forma en la que percibes a tu pareja. Si es así, comunícalo.

 En ocasiones, somos inconscientes de que no expresarnos puede llevar a malentendidos del estilo: “Siento que no le apetezco” o “Ya no le parezco atractiva”.

 Sentaros juntos un rato cada día, y dedicadlo a hablar sobre sentimientos, apetencias y demás.

 Si por ejemplo, encuentras aburridas las relaciones con tu pareja, exprésalo con tacto y empatía. Saca la situación a flote y propón experiencias nuevas y placenteras para ambos.

 Estrechar lazos hace más fuerte a la pareja, hablar y llegar a un entendimiento provoca sensaciones positivas en la relación.

 

  1. Práctica de ejercicio 

 ¿Sabías los efectos positivos que tiene el deporte sobre la química orgánica? Sin duda, son considerables. Vamos a explicarlo mejor.

 Para incrementar el apetito sexual, necesitamos equilibrar nuestra mente y no hay una manera mejor que el deporte.

Cuándo nos sometemos ante una actividad deportiva moderada, nuestro cerebro segrega algunos neurotransmisores relacionados con estados positivos.

 

  • Dopamina: Es esa sustancia tan especial que te hará crear una conexión con el deporte y el bienestar. Gracias a ella podrás crear más fácilmente una rutina y hábito.

 

  • Serotonina: Produce sensación de bienestar, regula nuestros estados de ánimo y contribuye a un mejor descanso.  

 

  • BNDF: Un gen codificado por la proteína IGF-1, liberada a través de los músculos cuando hacemos deporte. Es clave en el funcionamiento cognitivo correcto.

 Comprenderás que mantener los niveles óptimos de todas estas sustancias contribuyen a un estado de felicidad superior, el cual favorece el apetito sexual.

 No solo aporta ganas, sino que te permite tener un mejor desempeño, capacidad aeróbica y a su vez, nos encontramos atractivos, aumentando el erotismo de manera considerable.

 Otro punto reseñable es la prevención de la impotencia, a raíz de la mejora del flujo sanguíneo y la circulación.

 

  1. Incrementar Apetito Sexual – Alimentación 

 No es ningún secreto, pero seguimos alimentándonos mal en muchas ocasiones. Y lo entendemos, resulta una ardua tarea seguir a raja tabla la dieta.

 Quizás, la mayor equivocación de todas es seguir una dieta como tal.

 Adquiere unos valores sobre nutrición para conocer que te conviene comer:

 

  • Evita ultraprocesados
  • No te excedas en grasas hidrogenadas o LDL
  • 100% Integral en vez de blanco
  • Sustituye el picoteo de snacks por una fruta de tu agrado, frutos secos…
  • No comas cada vez que te dé un poco de hambre
  • Identifica si es necesidad de alimentarte o estrés

 Una vez que has creado normas y hábitos de consumo, llévalos a la práctica e incorpóralos progresivamente, no todos a la vez.

 Creando una rutina y mejorando un 1% diario llegarás lejos.

 Evitar enfermedades como la obesidad o el sobrepeso pueden ayudarte a no ver reducidos tus niveles de testosterona, con tremenda influencia en la vida sexual masculina.

 Te dejamos un estudio al respecto.

4.  Eliminar el estrés 

 Si estás estresado, con ansiedad y muchas preocupaciones, lo más natural es que no tengas deseo sexual.

En el plano físico aparecen migrañas, cansancio general y tensión muscular que reducirían la líbido de cualquiera.

 Los estados de ansiedad, producen una disminución de sustancias positivas para nuestro cerebro, sustituyéndolos por cortisol, causante de muchísimos desajustes.

 Una excelente forma de eliminar bloqueos y ansiedad, es la práctica de alguna disciplina como la meditación.

 Gracias a tomar contacto con nuestro cuerpo, emociones y el momento presente, seremos conscientes de qué ocurre con nuestra sexualidad.

 Asimismo, contribuyen a disfrutar de la sexualidad como nunca lo habías hecho, sintiendo más y mejor.

5. Incrementar Apetito Sexual – Innovar, sinónimo de Disfrutar (H2)

 Es frecuente que nuestro apetito sexual se vea disminuido tras llevar años teniendo sexo de la misma forma y en las mismas posturas.

 ¡¡El momento de probar cosas nuevas ha llegado!! Desde posturas desconocidas, hasta juguetes sexuales, juegos de roles, diferentes ubicaciones y muchísimo más.

 Tanto tú como tu pareja debéis sentiros cómodos con la experiencia para poder disfrutar al 100%.

 Las normas, límites y creatividad los ponéis vosotros, solo os queda pasarlo bien.

Incrementar Apetito Sexual – Recomendación Final (H2)

 Con ilusión y ganas por cambiar las cosas, se pueden hacer impresionantes modificaciones. ¡¡Volver a disfrutar de la sexualidad es algo que te mereces!!

 Puede ocurrir que tras haber llevado a cabo estos consejos no consigas cambios, en ese caso, ponte en manos de un especialista en sexualidad masculina.

 ¿Te gustaría recobrar la confianza y la autoestima? Llevamos resolviendo problemas de salud masculina desde 1997. Infórmate en nuestra página.